COMIDA REAL O SUPLEMENTOS ¿QUÉ ES LO MEJOR PARA LA SALUD DE SUS HUESOS?

  • Los suplementos no reemplazan la comida real parece ser el consenso de los médicos especialistas en osteoporosis.
  • En el Undécimo Congreso de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, ACOMM 2021, se desarrollará este interesante debate.

 Bogotá, septiembre de 2021.  La salud de los huesos y músculos es un tema prioritario en un óptimo estado de salud para cualquier ser humano. Desde la niñez elegir una alimentación balanceada y adecuada permitirá la absorción de los nutrientes necesarios para el desarrollo idóneo del esqueleto y el sistema osteomuscular y de esa manera llevar una vida saludable y por supuesto, poder prevenir enfermedades a corto, mediano y largo plazo. No obstante, y a medida que el cuerpo va envejeciendo se disminuye la capacidad de absorber todos los nutrientes que poseen los alimentos, por ello, algunas personas piensan que recurrir a los complementos alimenticios es una opción adecuada para la salud, pero ¿son realmente buenos los suplementos?

Los suplementos dietarios

 Según el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, INVIMA, los suplementos dietarios son “una fuente concentrada de nutrientes, que tienen como propósito adicionar a la alimentación normal y equilibrada sustancias con efecto fisiológico o nutricional presentadas en formas farmacéuticas para uso oral”. Esos componentes pueden ser vitaminas, minerales, proteínas, aminoácidos, entre otros. Por supuesto, un suplemento para la osteoporosis se centra en brindar componentes que le otorguen en teoría un beneficio a la salud osteomuscular como el Calcio y la Vitamina D.

Aunque los suplementos alimenticios parecen una buena forma de compensar las deficiencias de la dieta, no son totalmente inocuos para la salud, en el sentido de que, tomados sin una supervisión médica o en exceso pueden incluso ser perjudiciales para la salud.

En la alimentación se encuentran todos los nutrientes y sustancias que promueven la salud; la absorción de estos alimentos, permite que el cuerpo obtenga energía y la inmunidad que se necesita para reducir cualquier riesgo de una enfermedad a futuro. En ese sentido, es importante resaltar que la aparición de enfermedades como la osteoporosis pueden aparecer entre múltiples factores por la insuficiencia de alimentos durante la niñez y la juventud como los lácteos, las verduras, las legumbres y los pescados.

En relación con la salud osteomuscular, existe un interesante debate científico que sigue en pie, en relación con si complementos o suplementos tienen o no eficacia en edades adultas. Los estudios e investigaciones siguen profundizando el tema.

En todo caso, una de las mejores formas para evitar el consumo de suplementos es tener una dieta de “comida real”, esto hace mucho más fácil el objetivo de mejorar los hábitos. La comida real es aquella libre o con muy poco procesamiento; son los productos que produce la tierra o el mar, muy buenos en nutrientes y diseñados por la naturaleza para que sean asimilados de forma perfecta. Son ejemplos de comida real, el arroz, las leguminosas, las carnes sin procesamiento, los quesos, las arepas, todas las frutas y todos los vegetales. Basar nuestra alimentación en productos con estas características será la respuesta para lograr bienestar, explica el doctor Oscar Rosero, médico endocrinólogo, miembro de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral y quien será el ponente de la charla sobre suplementos o comida real en el congreso ACOMM 2021.

Es relevante enfatizar que los suplementos se pueden agregar a una dieta saludable para complementarla, siempre y cuando, el tipo de producto sea elegido y recomendado por un experto y en indicaciones específicas; sin embargo, nunca debería reemplazar la alimentación, pues estos suplementos están para complementar; pero los nutrientes que necesita el organismo están principalmente en los alimentos.

En la página oficial del INVIMA también se advierte que “un suplemento dietario no reemplaza una comida ni una alimentación balanceada, con su consumo solo se busca adicionar un tipo de nutriente a una alimentación equilibrada. Estos productos no deben contener dentro de sus ingredientes: hormonas, residuos de plaguicidas, antibióticos, medicamentos veterinarios, metales pesados, entre otros. Así como sustancias estupefacientes, psicotrópicas o que generen dependencia”.

Los suplementos pueden contener ingredientes que pueden tener fuertes efectos biológicos, combinar estos suplementos con medicamentos o tomar excesivamente suplementos puede causar un daño irreversible. Lo más recomendable es acordar una dieta con un médico para sacarle el mejor provecho a los alimentos.

Open chat