HUESOS SANOS DESDE LA INFANCIA

  • Cerca de 200 millones de personas alrededor del mundo padecen de osteoporosis.
  • A nivel mundial, la osteoporosis causa más de 8,9 millones de fracturas al año, lo que equivale a una fractura cada 3 segundos.

Fuente: Datos oficiales tomados de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, ACOMM

 Bogotá, abril de 2021 Pensar en la salud ósea de los niños no es un tema en el cual se enfoquen los padres principalmente. Sin embargo, es importante que desde temprana edad los niños tengan una alimentación saludable y realicen actividades físicas, con el fin de que a largo plazo previenen la osteoporosis o cualquier tipo de fractura. El Dr. Miguel Ángel González presidente de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y Metabolismo Mineral – ACOMM, explica que la práctica de algún deporte o rutina diaria de ejercicios incidirá de forma contundente y positiva en la salud ósea.

La osteoporosis es una enfermedad que causa la disminución de la densidad ósea del ser humano, es decir, los huesos se vuelven frágiles de tal manera que las posibilidades de fractura son mayores. Por esta razón es importante cuidar la salud ósea desde temprana edad, porque en la infancia y adolescencia es cuando los huesos se están desarrollando y esto terminará definiendo la salud ósea en el adulto.

¿Cómo mantener los huesos fuertes? 

Para ACOMM es fundamental que los niños se alimenten de forma adecuada y se recomienda lo siguiente:

  1.   Verduras y frutas.
  2.   Lácteos (leche, queso o yogur).
  3.   Estimule el consumo de agua.
  4.   Frutos secos.
  5.   Pescados.
  6.   Cereales.

Por otra parte, fomentar la actividad física en los niños les permite desarrollarse con facilidad en su entorno, además de generarse interés en algún deporte que probablemente lo practicará a lo largo de sus vidas. A esto se le debe sumar una vida saludable, pues el ejercicio contribuye a un adecuado desarrollo del sistema muscular y esquelético ayudando de esta manera a un crecimiento saludable y con pocas probabilidades de desarrollar alguna patología.

Muchos estudios confirman que la actividad física conlleva a una mejor expectativa de vida, además de los beneficios físicos, psicológicos y sociales, un niño que practica deporte llega a ser un adulto mayor saludable.

Para ACOMM, es importante que se realice un trabajo en conjunto con los padres, niños y médicos, para que desde la niñez se adquieran hábitos saludables y así poder evitar patologías que pueden afectar gravemente la expectativa de vida.

Open chat