Evitemos el sedentarismo en niños con ejercicio en casa

La estadía en casa ha sido una herramienta fundamental de las autoridades para prevenir el coronavirus; sin embargo, esto aumenta el sedentarismo, especialmente en los niños, lo que puede acarrear consecuencias negativas para la salud futura del niño; es el caso de desarrollar una enfermedad como la osteoporosis, una patología que afecta la salud ósea, es por esto que se deben crear hábitos saludables de alimentación y actividad física desde los primeros años para evitar esta y otras enfermedades.

¿Por qué es importante la actividad física en niños?

Las ventajas de la actividad física en los niños son muchas, le permiten desarrollarse con facilidad en su entorno, además de generarles un interés importante en algún deporte que probablemente lo practicará a lo largo de su vida, pero a esto se suma: un vida saludable, pues el ejercicio contribuye a un adecuado desarrollo del sistema muscular y esquelético y eso significa un crecimiento saludable y pocas probabilidades de desarrollar alguna patología.

Muchos estudios confirman que la actividad física conlleva a una mejor expectativa de vida, además de los beneficios físicos, psicológicos y sociales, un niño que practica deporte es un adulto mayor saludable.

¿Qué ejercicios realizar en casa con los niños?

  1. Ejercicios de estiramiento: los beneficios que trae estas actividades son ayudar a potenciar la flexibilidad y sobre todo a mejorar la postura. Los ejercicios que se aconseja realizar a nivel general son:
  • Hacer estiramientos que no sean de movimientos bruscos.
  • Al estirar el músculo se debe tratar de conservar la postura durante unos segundos.
  • Mantener una respiración adecuada para que no fatigarse y saber que esto ayudara al músculo.
  1. Zumba: Mezcle baile y aeróbicos, este ejercicio es perfecto para los niños en casa, además hay un aporte mental con la activación positiva de esa música. Los beneficios son:
  • Mejora la coordinación.
  • Perfecciona el equilibrio.
  • Combate el estrés.
  1. Saltar la cuerda: Aparte de ser divertido para los niños el beneficio de esta actividad es que pone en movimiento todo el cuerpo, pero sobre todo favorece la resistencia muscular y esquelética.
  2. Juegos: Es importante que los niños se diviertan mientras realizan las actividades físicas utilizando juegos como, circuitos de obstáculos o carreras en los pasillos de la casa.

El doctor Miguel Ángel González, presidente de la Asociación Colombiana de Osteoporosis y metabolismo Mineral, ACOMM explica que la práctica de algún deporte o rutina diaria de ejercicios incidirá de forma contundente y positiva en la salud ósea, además que permite la integración familiar.

Para ACOMM, es importante que se realice un trabajo en conjunto con los padres, niños y médicos, para que desde la niñez se adquieran hábitos saludables y así poder evitar patologías que pueden afectar gravemente la expectativa de vida.

Open chat